• Menú
    • News
    • Trayectoria | About Amir Thaleb
      • Reconocimientos | Awards
      • Workshop
    • Prensa | Press
    • Calendar
      • Historial de presentaciones 2013 | 2013 events
      • Historial de presentaciones 2012 | 2012 events
      • Historial de presentaciones 2011 | 2011 events
      • Historial de presentaciones 2010 | 2010 events
      • Historial de presentaciones 2009 | 2009 events
      • Historial de presentaciones 2008 | 2008 events
      • Historial de presentaciones 2007 | 2007 events
    • Centro Cultural Arte del Medio Oriente | Middle Eastern Art Cultural Center
    • Arabian Dance School
      • Egresados | Graduated teachers
      • Muestras Anuales de la Arabian Dance School | ADS Students Festival
        • Muestra 2007 - Viernes 28 de diciembre | ADS Students Festival - Friday, December 28th, 2007
        • Muestra 2007 - Sábado 29 de diciembre | ADS Students Festival - Saturday, December 29th, 2007
    • Arabian Dance Company
      • Espectáculos | Shows
        • Shams el Nissan
        • Ruh... el Alma en Escena | Ruh... the Soul on Stage
        • Fakarouni
        • Sharkiah
        • En la puerta de Granada | At the gates of Granada
        • Fuego y Pasión | Fire and Passion
        • Furia Oriental | Eastern Fury
        • Sinfonía Oriental | Oriental Symphony
    • Bazar | Bazaar
    • Weeklong
      • Weeklong 2008
      • Weeklong 2007
    • Notas
      • Notas - El Hagalla
      • Notas - Marruecos
      • Notas - La postura
      • Notas - Muwashahat
      • Notas - Italia, un ejemplo de arte
      • Notas - Nuevas odaliscas porteñas
      • Notas - Ritmología Árabe por Osvaldo Brandán
    • Galerías
      • Amir Thaleb en Génova 2009
      • Egipto 2009 | Egypt 2009
      • Amir Thaleb en Madrid 2008 - Foto André Elbing
      • Amir Thaleb en Génova 2008
      • Amir Thaleb en Taiwan 2008
      • Amir Thaleb en Santiago del Estero 2008
      • Venus Belly Dance School de Vancouver - Canadá en la Arabian Dance School
      • Miami 2008 - Junto a Tito, Virginia y Yousef Constantino
      • Estudiantes de Bellydance de Japón en la Arabian Dance School
      • Amir Thaleb en Las Vegas
      • Egipto 2007 | Egypt 2007
      • Amir Thaleb en Al Shark
      • Lanzamiento de La Milenaria Danza del Vientre de Amir Thaleb traducido al Italiano
      • Egipto 2006
    • Videos
    • Links
    • Contacto
Eje vertical: La columna.
Tener una correcta postura parece imposible de sólo pensarlo, porque seguro que es así, la postura no es algo para pensar es algo para sentir físicamente.
El cuerpo es el elemento por el cual energía emocional y mental se concretan, se materializan. Y para hacerlo correctamente debemos tener una postura corporal de base bien entrenada. Cuando hablamos de postura correcta se nos viene a la mente el momento exacto antes de comenzar a bailar, decimos: "Hombros bajos, mentón elevado, panza adentro, pelvis arriba, etc..." Y vamos repasando ese conjunto de ítems una y otra vez, chequeando de no olvidar ninguno, hasta que comienza la música y luego de los dos primeros pasos, nuestra postura quedó en una simple pose bonita y correcta. La postura debe ser sentida, incorporada, arraigada desde adentro, por lo tanto, propongo una concientización global, positiva y dinámica que permita sostener la buena ubicación corporal y su fluidez durante la ejecución y no quede sólo a nivel estático, muerta en la dimensión espacial dejando de proyectarse y afeando la técnica, o peor aún, inhibiendo la soltura expresiva. Trabajar la unidad corporal y no la fragmentación. El cuerpo tiene un diseño pensado para ganar energía y renovarla siempre que entendamos como hacerlo. Si observamos el perfil de la columna, vemos que las 24 vértebras forman una "S" alargada. Para mantener su correcta colocación y ventilación intervertebral debemos trabajar desde la musculatura que se ubica estratégicamente para invertir las fuerzas de esas curvas y así mantener la verticalidad. Sería interesante también decir trabajar desde la musculatura o desde la carne como sinónimo de fuerza interior y sentimiento en conjunto con el sistema óseo. En Occidente estamos acostumbrados a trabajar la gimnasia desde la mecánica ósea y en bloque, en las clases de gimnasia escuchamos: flexiono rodilla, elevo pierna, estiro brazo o por ejemplo, para hacer un "abdominal" en lugar de hacer una contracción voluntaria y despertar una conexión física-mental con el músculo específico, hacemos un complicado proceso de acostarnos, elevar el tronco, a veces nos lastimamos las cervicales o las lumbares y si bien el abdomen trabajó, siempre es a nivel inconsciente, provocado por otras partes del cuerpo, pero no es el responsable de su movimiento. Al hablar de una concientización global u holística, digo que en lugar de copiar formas, sería más interesante preguntar cómo se siente una contracción, cómo se ve eso que siento, si se acerca al modelo a seguir o si eso que siento dista del objetivo a lograr, averiguar cuáles son los obstáculos. Ver además, el conjunto corporal, descubriendo como trabajan los músculos, articulaciones o zonas protagonistas y como actúan los secundarios que se ponen al servicio de esa zona. Preguntar y dejar que el alumno responda, sea un poco autodidacta y el docente guía, entendiendo que todos tenemos el mismo bello y perfecto sistema motriz, inteligente y hábil si lo despertamos y lo trabajamos concientemente. Ese perfil del que hablamos tiene 3 curvas, la primera avanza en su parte más alta (vértebras cervicales), la segunda forma un arco hacia atrás (vértebras dorsales) y la tercer curva nuevamente se viene hacia delante (vértebras lumbares) para terminar en el coxis. Nuestra musculatura está preparada en perfecta armonía para invertir esas formas vertebrales y sostener verticalmente y en equilibrio a nuestro cuerpo. Cuando nuestra musculatura no trabaja bien en aquello para lo que fue diseñada, surgen las dificultades posturales. Nuestro cuello que es el puente entre la cabeza, lugar de las ideas, y el cuerpo, lugar de concreción de esas ideas. Si no creemos en nuestra ideas o no las valoramos, es probable que la musculatura que rodea a las cervicales no trabaje correctamente, dejando venir al mentón hacia delante y agachando la cabeza (nuestras ideas y pensamientos en los hombros). Si los músculos dorsales no sostienen bien su zona, desarrollamos una cifosis y si nuestras lumbares se arquean demasiado tenemos lordosis. Para evitar estos bloqueos de energía y su deformación visible, deberíamos trabajar la energía corporal en forma ininterrumpida.
Básicamente, debemos entender que la energía física desciende por la espalda y asciende por el frente del cuerpo. Para transmitir este concepto es bueno recurrir a la sectorización del cuerpo a la que estamos acostumbrados, pero agregando un orden y una conexión que permita la mayor fluidez corporal posible y nos ayude a detectar fallas de energía y trabajarlas, no desde el error aislado (por ejemplo: cintura quebrada), sino desde el conjunto, haciéndolo así un sistema positivo, ya que ponemos en marcha el resto del circuito (abdominales, coxis, etc.) para ayudar a la zona débil.
Para comenzar a visualizar e internalizar dicho movimiento comencemos por hombros, imaginemos una rotación que comienza adelante asciende hasta orejas y luego descienden por atrás, allí deben quedarse los hombros entendiendo siempre que ellos son parte de la espada aunque también sean visibles por el frente. Y así empezamos a trabajar nuestra energía desde adelante-arriba hacia atrás-abajo.
Siguiendo el recorrido de la energía que desciende por la espalda, nos encontramos con los músculos dorsales que actúan como anclas de los hombros. Los músculos dorsales son las raíces de los brazos, con ellos podemos actuar y sostener, no es de extrañar que cuando sentimos una "gran carga" nuestro dorsales no funcionen bien, sintiéndose excedidos y permitiendo que la curva natural de la espalda se acentúe y se produzca la cifosis. Estos músculos junto con los abdominales van a forma un corsette muscular del que hablaremos más adelante.
La energía continúa descendiendo por la cintura tratando de proyectar y estirar la curvatura natural de esta zona, hacia abajo para enviar su fuerza al coxis que deber caer en forma vertical al piso. Al suavizar cintura y trabajar el coxis, esa energía actúa en forma inversa al frente y hace ascender a la pelvis hasta llegar a el punto fundamental, centro de energía, el vientre. Al presionar la porción de abdominales más bajos sobre este lugar, activamos el hara o zona de energía, equilibrándonos y centrándonos. Esta es una de las zonas del cuerpo donde primero acumulamos grasa, delatando que nos hemos olvidado de trabajar ese centro y debemos volver a él entendiendo su pleno significado.
Una vez activado este centro de energía, la tensión debe seguir subiendo por el resto de los abdominales provocando la elevación del pecho, que lleva la energía a los hombros que rotan hacia atrás y descienden acordándonos de que son parte de la espalda… Y así tenemos un circuito, donde podemos chequear nuestra postura desde el movimiento fluido y continuo. Su síntesis sería un círculo donde entendemos que por espalda desciende la fuerza y por el frente sube, teniendo como protagonista al vientre. Entendiendo así a la postura como un elemento dinámico y no una mera pose podremos desarrollarla en el tiempo, factor fundamental que hace que la proyección de los diferentes movimientos tengan duración y sucesividad en el espacio.

Ejes horizontales
Hasta ahora hemos visto la fluidez energética en sentido frontal y vertical, abarcando a la columna como eje principal del tronco. Luego tenemos dos ejes horizontales que se oponen a la dirección de la columna, son la cintura escapular, en la que se insertan los miembros superiores, y la cintura pélvica, en la que se insertan los miembros inferiores. El desequilibrio de estos ejes en un sentido u otro produce una escoliosis (desviación lateral de la columna). Para trabajar la disociación de estos dos ejes tenemos un corsette de músculos abdominal - dorsal - lumbar que forman un cinturón de energía en la mitad del tronco y nos permite la disociación de las diferentes partes del cuerpo. Al activar ese "cinturón" separamos parte alta de baja y por ejemplo, podemos lograr las tan anheladas vibraciones a gran velocidad y la suavidad y lentitud de los brazos de serpiente.

Posturas de la columna tomadas del Yoga Integral
Además de comprender la fluidez de la energía, es necesario entender los diferentes movimientos de la columna. En Yoga llamamos al movimiento normal vertical de la columna vara. Cuando la espalda se encorva hacia delante lo llamamos lomo de gato, separando las vértebras y así ventilándolos. La postura de pez es la contrapostura de la anterior, la columna se arquea hacia atrás y es más difícil porque las vértebras en su parte posterior presentan una apófisis que pueden pinzar y provocar dolor en su ejecución. Mimbre, es cuando la columna se arquea de lado, las cinturas escapular y pélvica pierden su paralelismo y elongan cintura y ventilan costillas. Torsión, la cintura escapular y la cintura pélvica permanecen paralelas entre sí pero, pero se mueven girando en direcciones opuestas con respecto al eje de la columna.
Al comprender estos movimientos seguimos trabajando ese circuito energético pero integrando el movimiento y podemos entender el dinamismo corporal y así lograr una inserción más clara y precisa de la técnica.

Miembros superiores e inferiores
Con los brazos actuamos y realizamos, concretamos o no... Con las piernas avanzamos, caminamos, adelantamos o no…
Los miembros son la concreción, la parte más material y física de nuestro cuerpo, así como nuestra cabeza es la parte más ideal. Es importante no cortar la energía que procede del tronco y continuarla por brazos y piernas llevándola hasta los extremos de nuestros dedos e incluso imaginar que eso sigue proyectándose al infinito. Por eso, es tan importante su elongación como elementos físicos y energéticos. Es importante trabajar con plasticidad, muchas veces la elongación es confundida con extensión absoluta, lo que rigidiza el movimiento, por eso hay que elaborar cada punto de quiebre o si se lo quiere ver de otra manera, cada punto de unión (y no quiebre) de miembros superiores - hombros, codos, muñecas y falanges - en contracción y extensión, aislando y analizando cada parte y su simbolismo. Lo mismo con las piernas: articulación de cadera (cabeza de fémur), rodillas, tobillos y falanges.

Los pies
Ellos nos posicionan frente al mundo, son nuestras raíces y nos definen cuan bien plantados estamos en nuestras vidas. El ser humano es como una pila, los pies son receptores y son los encargados de enviar la información que recolectan al hipotálamo, dicen que temperatura hace, si se está sobre una superficie lisa o rugosa, si es segura o no. El apoyo correcto y seguro nos afianzará y nos brindará confianza. Por lo contrario, si nuestros pies dudan, seguramente estaremos angustiados y dudando si seguir o retroceder o cómo bailar!!!
Es interesante jugar con sus puntos de apoyo, talones, ternales (1/2 punta), arco y parte externa. Al combinar diferentes tipos de apoyo tomamos mayor conciencia de lo que traemos en nuestros pies, por las propias experiencias de vida y podemos reeducarlos para volver a tener seguridad, mandar mensajes de seguridad y correctos a nuestra mente y así al resto del cuerpo. Al modificar nuestro apoyo, influimos directamente en nuestra columna, equilibrando el peso en el centro entre derecha - izquierda y adelante - atrás. Además, en los pies llevamos el ritmo, un correcto manejo de su apoyo y sincronía es el primer paso (ja!) para relajar la postura.

Profesora Romina Mustone.
Maestra de Danzas Arabes recibida en la Arabian Dance School de Amir Thaleb.

DC Web - Servicios de Internet para Amir Thaleb.com 

Centro Cultural Arte del Medio Oriente - Para el crecimiento y desarrollo de la Danza Arabe en Argentina.
Anchorena 364 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - República Argentina.
Tel./Fax: +54-11-4867-6578 - E-mail: arabiandance3@gmail.com
Queda prohibida la reproducción, total o parcial de este website, por cualquier medio,
sin el previo consentimiento expreso por escrito del autor. Todos los derechos reservados.

©2007.04.16 - Sitio desarrollado, alojado y actualizado por DC Web - Servicios de Internet - www.dcweb.com.ar - webmaster@dcweb.com.ar

DCWFAT20070416225378
1000